EAPN analiza en Tenerife las principales barreras en el acceso al Ingreso Mínimo Vital

Más inversión en igualdad para acabar con la feminización de la pobreza
marzo 8, 2024
EAPN Canarias, presente en el seminario final del proyecto “Acceso Vital”
marzo 19, 2024

La Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social, EAPN España, organizó el pasado viernes 8 de marzo un seminario en el Museo de Naturaleza y Antropología (MUNA) de Santa Cruz de Tenerife, para presentar los resultados finales del proyecto “Acceso Vital”, un proyecto de investigación-acción que tiene como objetivo analizar cuáles son las barreras a las que se enfrentan las personas que no acceden al ingreso mínimo vital (IMV), aun siendo potenciales beneficiarios de esta.

A la inauguración de esta jornada asistieron Elizabet Santana Rosales, Directora General de Servicios Sociales e Inmigración del Gobierno de Canarias; Javier Gutiérrez, subdirector del Instituto Municipal Atención Social (IMAS) de Santa Cruz de Tenerife; y Fernando Rodríguez, vicepresidente de EAPN Canarias.

Helder Ferreira, responsable del proyecto “Acceso Vital” de EAPN España, fue el encargado de exponer las conclusiones de este estudio. Para Ferreira, la implantación del IMV constituye una herramienta fundamental en la lucha contra la pobreza, ya que es una prestación que “pretende cubrir los huecos del sistema de prestaciones sociales”. Sin embargo, no ha llegado a todas las personas a las que pretendía en un inicio. Esta investigación pone de relieve las principales causas por las que las personas en situación de Non Take-Up (que no han solicitado una prestación para la que son potencialmente elegibles o bien por desconocimiento de la norma o bien porque no se reconocen como elegibles para ella) no han accedido a esta ayuda.

Este proyecto se realizó en 200 puntos de todo el estado en colaboración con diversas entidades del tercer sector y la administración pública. En el Archipiélago, EAPN Canarias desarrolló este proyecto en 13 nodos repartidos entre las islas de Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote. Se asesoró y se ayudó a tramitar esta prestación a unas 130 personas.

Nuria Usar, técnica en el proyecto “Acceso Vital” en Canarias, expuso las particularidades de esta realidad en el Archipiélago y dibujó el perfil de las personas participantes en este proyecto de investigación-acción: el 60% de las participantes fueron mujeres, sobre todo de edades comprendidas entre los 50 y 64 años, la gran mayoría en situación de desempleo y con nivel de estudios primarios o sin estudios.

Los datos recogidos ponen de manifiesto el extendido desconocimiento en torno a esta medida. El 42% señaló que no pidió el IMV porque no sabía bien de qué se trataba la medida.

Ferreira también destacó la falta de reconocimiento como personas beneficiarias. Un alto porcentaje de personas no creen que cumplan los requisitos para solicitar el IMV.

Además, la autopercepción de la capacidad de llegar a fin de mes, un indicador utilizado para medir el estrés económico de las personas y hogares también ha influido en el número de solicitudes de esta prestación. Más del 90% han planteado que tienen algún tipo de dificultad.

Por otro lado, el 77% de las personas encuestadas no cumplían los requisitos para solicitar la ayuda por umbral de renta o por cuestiones relativas a la residencia o el empadronamiento.

La brecha digital ha sido otro obstáculo a la hora de acceder a esta prestación. La complejidad en los trámites de para solicitar la ayuda y la falta de competencias digitales de los potenciales beneficiarios, han supuesto una importante barrera para llegar al IMV.